Responsive Image

 

 

Responsive Image

null Euskadi culmina con éxito la participación en el estudio de la vacuna de Curevac. La Consejera de Salud, Gotzone Sagardui, se reúne con representantes de Biocruces Bizkaia y Biodonostia en reconocimiento al esfuerzo realizado

IIS Biocruces Bizkaia, 30 de marzo de 2021.- La Consejera de Salud se ha reunido con los directores científicos de Biocruces Bizkaia y de Biodonostia, Luis Castaño y Julio Arrizabalaga, respectivamente, así como con las investigadoras que lideran en Euskadi el estudio de la vacuna contra la Covid-19 de Curevac, Eunate Arana e Itziar Vergara.

Durante la reunión, se han detallado los pormenores del ensayo que se está realizando en los institutos de investigación sanitaria de Osakidetza, que han alcanzado el volumen de participantes previstos en el ensayo clínico internacional para probar la efectividad y seguridad de la vacuna de la farmacéutica alemana Curevac contra el SARS-CoV-2. La Consejera, Gotzone Sagardui, ha reconocido la importante labor realizada por las y los profesionales de los institutos y de Osakidetza para dar además la mejor respuesta a las y los ciudadanos inscritos en el ensayo.

El ensayo, que comenzó el lunes ocho de febrero en Euskadi, no ha tenido problemas en conseguir el objetivo de 2.000 participantes gracias, sobre todo, a la generosidad de la ciudadanía que se ha ofrecido voluntaria. De hecho, Osakidetza se ha convertido en el primer centro reclutador de Europa, gracias a la labor de sus institutos de investigación sanitaria. Euskadi aporta dos de los tres centros que han sido seleccionados en el ámbito estatal (el tercero es de la Comunidad de Madrid). El ensayo de Curevac es un ensayo clínico de gran magnitud en el que están siendo incluidos más de 30.000 participantes en todo el mundo.

CureVac es una empresa biofarmacéutica alemana, que ha desarrollado una vacuna basada en el mecanismo del RNA mensajero que estimula el sistema inmunitario, es decir, el mismo que emplean las dos vacunas que se están distribuyendo actualmente de Pfizer y Moderna. Sin embargo, Curevac consigue superar uno de los principales obstáculos a la utilización de las vacunas ya comercializadas ya que sus condiciones de mantenimiento y preparación facilitan la logística de su distribución. Además, al producirse en Europa, es una de las vacunas que más dosis ha comprometido para su distribución en los países de nuestro ámbito.

Participación

Están participando de forma voluntaria algo más de 2.000 personas de la Comunidad Autónoma Vasca mayores de 18 años y que cumplen los criterios señalados en el protocolo del estudio. Las y los participantes voluntarios en este ensayo clínico han sido distribuidos de forma aleatoria, en el grupo que recibe la vacuna o en un grupo control que recibe un placebo, es decir, un compuesto (suero salino) que no tiene ningún efecto. Ni el participante ni los profesionales encargados de la recogida de datos y el seguimiento conocen el grupo al que pertenece cada sujeto, lo cual es garantía de la calidad y el rigor de los datos generados por el estudio. El ensayo requiere dos dosis de vacuna administradas con 28 días de margen. Como la vacunación comenzó el 8 de febrero, la segunda dosis comenzó a suministrarle a las y los voluntarios el pasado 8 de marzo. Las y los participantes recibirán un seguimiento de hasta un año con visitas médicas y llamadas telefónicas, además del acceso a una aplicación móvil que facilitará el registro de la información. Los participantes pueden solicitar salir del estudio en cualquier momento y conocer si recibieron vacuna o placebo. A los tres y a los seis meses se realizarán análisis intermedios que, en función de los resultados, podrían acelerar la aprobación del uso de la vacuna, como ha ocurrido con algunas de las ya comercializadas.

La participación de Euskadi en este ensayo clínico internacional refleja la capacidad del sistema sanitario vasco, tanto asistencial como de investigación. Ha sido posible gracias al trabajo de las personas que conforman las Organizaciones de Servicios de Osakidetza, de BIOEF, y de los Institutos de Investigación Sanitaria. La experiencia en el campo de los ensayos clínicos de ambos institutos ha sido un elemento clave en su selección y en el exitoso desarrollo del ensayo. Todo ello pone en valor el decidido apoyo del Departamento de Salud del Gobierno Vasco a la investigación y la innovación al servicio de la ciudadanía y del desarrollo socioeconómico.

Este estudio se suma, además, a la actividad investigadora que el Sistema Vasco de Salud está desarrollando a lo largo de esta pandemia y constituye una magnífica oportunidad de contribuir al desarrollo de una nueva vacuna frente a la COVID-19, necesaria para el control de la crisis a escala global.

 

 

© 2021 IIS Biocruces Bizkaia